2019-08-15
CNN

(CNN Español) — Un grupo de indígenas del Cauca, en el suroccidente de Colombia, dicen ser víctimas de un “genocidio” y se declararon en estado de emergencia por los actos de violencia que según denuncian se han producido en contra de sus comunidades por parte de grupos armados del país. El más reciente hecho fue el asesinato de dos guardias indígenas en la población de Caloto, en el departamento de Cauca (en el suroccidente de Colombia) el pasado 10 de agosto. En un comunicado el Consejo Regional Indígena de Cauca (CRIC) dijo que un grupo armado disparó “armamento de largo alcance” contra Kevin Mestizo Coicué y Eugenio Tenorio, que se desempeñaban como comuneros del resguardo indígena, acabando con su vida. (LUIS ROBAYO/AFP/Getty Images) El ataque se dio, según el comunicado, cuando la guardia indígena acompañaba a los participantes de la feria del café en Toribío, en Cauca. Los vehículos en los que se movilizaban fueron imputados con las armas, según la Guardia Indígena. Cinco personas, entre ellos un niño de 7 años, resultaron heridos en el ataque, dice el comunicado. Fue el segundo ataque contra los indígenas Nasa en menos de 24 horas, dijo la organización indígena en un comunicado. “Condenamos este acto tan bajo que este grupo armado ha tomado contra los guardianes de la vida que con sus bastones defienden el territorio”, dijeron los indígenas en el comunicado. El presidente de Colombia Iván Duque dijo el pasado 10 de agosto que el asesinato de los indígenas y la violencia en su contra lo tiene “con el corazón arrugado” y “muy decidido” a enfrentar a la criminalidad en el norte del Cauca. Duque le pidió a su gabinete y cuerpos de seguridad tomar “las mejores decisiones de prevención” y buscar a los responsables de estos hechos y llevarlos a la justicia. “Nosotros estamos viviendo en muchas regiones del país amenazas a las comunidades indígenas y ancestrales por parte del narcotráfico”, dijo. Rechazamos enérgicamente los asesinatos de dos miembros de la Guardia Indígena en el Cauca por parte de grupos armados ilegales vinculados al narcotráfico. Nuestra solidaridad con sus familias. Estos crímenes no pueden quedar en la impunidad. pic.twitter.com/OhwHOnp0vf — Iván Duque (@IvanDuque) August 10, 2019 En otro comunicado, la guardia indígena denunció que los pueblos ancestrales enfrentan “un panorama difícil” debido a la persistencia de altos índices de “robos, secuestros, amenazas, asesinatos sistemáticos, desapariciones, enfrentamientos y el reclutamiento de jóvenes y menores”. Además, dijeron ser víctimas de un “genocidio”. “Llamamos al estado colombiano, exigiendo salidas inmediatas y concertadas” para solucionar, entre otros, el “genocidio a nivel nacional y especialmente en el norte del departamento del Cauca”, dice un comunicado del 13 de agosto en el que se declararon en asamblea permanente. El gobierno nacional no se ha referido a la denuncia de los genocidios, pero la ministra del Interior de Colombia, Nancy Patricia Gutiérrez, dijo el 10 de agosto que “en días pasados” también fueron asesinados otros dos integrantes de las comunidades indígenas en Toribío, Cauca, y dijo en un comunicado que estos hechos “responden a la presencia y enfrentamiento de grupos armados ilegales por el control territorial y las economías ilícitas”. Según la ONU, en 2018 fueron asesinados al menos 46 indígenas en el norte del Cauca. (Crédito:LUIS ROBAYO/AFP/Getty Images) La Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU (ACNUDH) en Colombia expresó su rechazo contra los “repetidos ataques” contra el pueblo indígena Nasa del Cauca, hechos que han aumentado en lo que va corrido de 2019. Según Alberto Brunori, representante en Colombia de la ACNUDH dijo en un comunicado que ha recibido información del homicidio de 36 indígenas del Pueblo Nasa en el Norte del Cauca, además de aproximadamente 53 amenazas de muerte y 8 atentados contra esta comunidad. “En comparación con el año anterior, agosto de 2018, hoy hay a la misma fecha 9 casos más de homicidios. Una situación decididamente alarmante, dijo Brunori en un comunicado el 10 de agosto. A está hora la comunidad se empieza a concentrar en la plaza de San Francisco para despedir a los dos guardias indígenas asesinados el 10 de agosto del presente y para la audiencia pública en rechazo a los asesinatos sistemáticos qué vienen ocurriendo en el norte del Cauca. pic.twitter.com/jt3Vzoc6hA — CRIC Colombia Cauca (@CRIC_Cauca) August 13, 2019 Según información de la ONU, en 2018 se presentaron 46 homicidios en territorios indígenas en el norte del departamento de Cauca. De esos, 26 hacían parte de alguna de las 21 comunidades indígenas de allí; otras 7 pertenecían al movimiento de derechos humanos indígena. El CRIC dice que después de la firma de los acuerdos de paz con las FARC, en noviembre de 2016, se han registrado 161 asesinatos de líderes sociales en el Cauca. Varias organizaciones que monitorean los derechos humanos en Colombia, como el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz, han advertido del recrudecimiento de los asesinatos selectivos a líderes sociales tras la firma de los acuerdos de paz. La ONU, incluso, advirtió que en los últimos meses se ha observado una tendencia negativa de asesinato de líderes sociales, que se intensificó en 2018, durante el gobierno de Iván Duque. Según el Gobierno, entre 2016 y mayo de 2019 fueron reportados 281 homicidios de líderes sociales en el país. De esos, solo 60 ocurrieron durante el gobierno de Iván Duque, según cifras oficiales. El resto, los otros 221 asesinatos de defensores de derechos, ocurrieron durante la presidencia de Juan Manuel Santos, que dejó el cargo el 7 de agosto de 2017. Pero las cifras de Medicina Legal, de la Defensora del Pueblo y de la ONU no coinciden y han reportado cientos de asesinatos, un incremento constante después de agosto de 2018, cuando inició la presidencia de Iván Duque.

See  more